Conseguir el mejor jamón del mundo es algo a lo que muchas empresas aspiran y muy pocas consiguen. MÍO1898 es una de las marcas que está en ese camino con paso muy firme desde hace tres años. Una juventud que no resta un ápice de calidad a sus productos y prueba de ello son los reconocimientos y premios que la marca viene atesorando. Los últimos, los logrados en los conocidos como los ‘Óscar del porcino’, concretamente el Premio Porc d’Or Ibérico especial del Ministerio de Agricultura MAPA a ‘Bienestar, Sanidad y Medio Ambiente’ 2020 y el Premio Porc d’Or Ibérico especial ZOETIS a la INNOVACIÓN 2020. Unos premios que avalan la apuesta por el respeto al medio ambiente, la sostenibilidad, el bienestar animal y la innovación de esta marca.

Pero, ¿dónde está la clave para crecer y asentarse en el mercado de una manera tan potente? El responsable de la Marca, Rafael Muñoz Rubio, que en 2018 fue reconocido como mejor ‘Joven Agricultor Sostenible’, explica que el aspecto diferencial de su marca radica en haber apostado por el ibérico puro 100% Torbiscal, una raza en peligro de extinción que desde MÍO 1898 ponen en valor motivados en que

“el diferencial de todo este proceso se quede en el campo y completar el ciclo que iniciaron mis antepasados como ganaderos de esta raza de ibérico única”

Desde el principio, y como elemento diferenciador en el mercado, la empresa trabaja con animales que “disfrutan de los más altos estándares de bienestar que existen y ello nos ha llevado a recibir los reconocimientos” y por otro lado, trabajar con la variedad de cerdo 100% ibérico Torbiscal, nos hace ser diferentes.

“El tener pocos ejemplares nos permite controlar nosotros mismos todo el proceso, lo que se traduce directamente en el producto consiguiendo una altísima homogeneidad, ya que todos nuestros jamones mantienen la misma calidad y mantienen ese perfecto sabor”, explica Rafael.

Esa apuesta por la calidad en el campo se traduce en un producto cuya carta de presentación es clara. “Estamos hablando de un jamón con sabor delicado e intenso, que se deshace en la boca, con un veteado que muestra su calidad y un brillo en el corte muy distintivo. A lo que hay que unir que tanto nuestros jamones y paletas están amparados por la D.O. Los Pedroches, un sello de incuestionable reconocimiento”, puntualiza el responsable de la marca.

 

Los mejores productos a un click de distancia

La compra es directa al ganadero a través de su tienda online donde se puede encontrar una amplia gama de productos, destacando los jamones, paletas y las colecciones MÍO con una presentación impactante. Además, es posible probar MÍO1898 en algunos de los mejores restaurantes con estrella Michelín, garantía de que la alta cocina ha sabido valorar la calidad que ofrece la marca.  Del mismo modo, de la mano del ganadero, se puede disfrutar de una visita guiada para ver los ibéricos ‘Torbiscales’ en directo en la dehesa y hacer una degustación en los propios cortijos y alojamientos rurales. Porque MÍO1898 ofrece una experiencia completa y diferencial que la hacen única.

× ¿Podemos ayudarte?