Hoy en día para hacer un trato con otra persona, tenemos que dejarlo todo por escrito, tener una rúbrica, y hacerlo ante un notario. Sin embargo, antiguamente, los tratos se hacían de palabra, y la palabra era sagrada.

MÍO es un proyecto en el que muchos aspectos lo hemos aprendido de nuestros antepasados, y por eso, seguimos haciendo muchas cosas como antes. Somos una familia de palabra, cumplimos nuestras obligaciones con nuestros animales, cuidándolos con mucho mimo, y a su vez cuidando su entorno. Solo así podremos ser hombres de palabra para dejarles nuestro legado a nuestros hijos y las futuras generaciones. 

MÍO es un proyecto que cumple su palabra con sus clientes, ofreciendo un producto de gran calidad y respondiendo a todas las adversidades que puedan surgir, porque queremos que sean parte de este cuidado de la naturaleza, de nuestra Dehesa y de este proyecto sostenible que cuida desde los animales hasta el consumidor final.

 

¿Y tú, eres una persona de palabra?

× ¿Podemos ayudarte?